Saltar al contenido
Silvia Pleguezuelos menor and coach

¿CÓMO ENFOCAR MI ATENCIÓN Y CÓMO MANTENERLA?

Una de las claves para mejorar tu productividad es la capacidad de mantener la ATENCION y FOCO. Por muy buena que sea tu gestión de agenda, lee este artículo y observa cómo puedes hacer más con mejor enfoque y claridad.

Hay muchísimos factores que impactan en tu foco que he ordenado en este mapa:

Como quiero desarrollarlo en detalle, me voy a centrar hoy en los 2 primeros puntos: ¿cómo enfocar mi atención y cómo mantenerla? 

1. ENFOCAR la atención<l

1.Escoge tu “tema del día”. 1 única tarea que definirá tu día.

Esa única cosa que si la priorizas de todas las cosas, la tarea central del día, sirva para que te sientas satisfecho cuando la has terminado, te descargue presión, te preocupe. “Hoy es el día de…terminar la presentación, planificar este nuevo proyecto…”

Una tarea que puedas hacer entre 60-90 minutos, bien porque puedes finalizarla en este tiempo, bien porque defines este paso que querías avanzar hoy cuando es una tarea larga, de distintas etapas o subtareas.

2. Escoge tu “top 3 del día”

Eres más que tu trabajo. Dentro o fuera del trabajo, ¿cuáles serían tu top 3 acciones de hoy, que te harán acostarte con una gran alegría?

No tiene que ser relacionado con tu trabajo, puede ser algo personal, que aporte a tu familia, de tu crecimiento personal… “ mi top 3 de hoy: reservar cita al médico, llamar a mi amiga y organizar la agenda de la semana”

¿ejemplos?

Una tarea con presión de fecha límite

Que me genera orgullo, reto cumplido.

Me hace feliz. Un libro que quería leer. Explorar un nuevo camino.

Puede ser por ejemplo un proyecto largo que has dividido en etapas. Cada día la cumples y en la fecha has conseguido este proyecto.

Esto es establecer mis prioridades por encima de los estímulos externos.

Me ayuda a tomar decisiones a lo largo del día sobre qué interrupciones puedo atender o fuerza para decir que no.

¿esto me aleja o me acerca de mi top3?

3. Reservar tiempo para estas tareas. Lo que no está en la agenda, no lo vas a cumplir. Ahí está el bloque de tiempo asignado para cada una de ellas. Sí, para una llamada de 5 minutos también.

Este es un ejemplo de la plantilla que comparto con mis clientas:

Fíjate que además, hay un menú semanal de prioridades, hábitos e ilusiones (pero esto lo hablaremos más adelante 🙂

2. MANTENER la atención

1. FACILITA EL FOCO

1. Busca asociaciones con un disparador: música, un gesto… ej. Cuando quiero concentrarme en esta “gran tarea tema del día” pongo mis playlist de ondas alfa.

2. Ponte un ambiente bonito y ¡ordenado!.

3. Bloquea este bloque de tiempo en el calendario. Nadie más lo va a bloquear (si es calendario compartido) y ¡tampoco yo misma! No puedo ponerme otra cosa en este tiempo, este espacio está reservado y tengo que protegerlo. Autogestión…

4. Supera el momento bloqueo: cuando no te sale el informe o escrito que estás haciendo, tu cerebro intenta escapar y buscas otra cosa a hacer. Oblígate a seguir, oblígate a cumplir estos 60-90 min enfocados en esta tarea. En algún momento, al persistir, algo distinto va a aparecer, podrás tirar de un nuevo hilo y seguirás. Estás creando músculo, adiestrando tu cerebro a concentrarte.

5. Averigua y determina cuál es el mejor momento del día para ti (según disponibilidad de agenda, según si eres más o menos matutino, cuándo estás más concentrado.)

2. MINIMIZA TUS DISTRACCIONES INTERNAS

1. Agrupa las cosas que te exponen a la distracción.

Ej. Búsquedas que tengas pendientes a hacer en internet. No sé tú, cuando yo, cuando entro a consultar algo, me veo buscando otras cosas, leyendo el whatsapp.. Lista lo que necesites y hazlo en 1 sólo bloque de tiempo.

2. Elimina el correo y el móvil lo máximo posible. Sí, tienes 60 min para no estar conectado al correo ni a redes. Lo tienes. De hecho, en la suma de minutos sueltos en que lo estás haciendo a lo largo del día es mucho mucho más de 60 minutos diarios y no te das cuenta. Agrupa las horas en que vas a leer los emails y mirar el móvil. Decide cuál es la frecuencia correcta según tu trabajo para ver y contestar los emails. Mientras, foco!

3. Por supuesto, bloquear todas las notificaciones

3. MINIMIZA TUS DISTRACCIONES EXTERNAS

1. Empieza por analizar un día todas las distracciones e interrupciones externas que tienes a diario. Te animo a hacer la lista un día entero, fliparás

2. Cuando entiendas qué se repite, te tocará adiestrar al entorno: agrupar las llamadas constantes en una reunión semanal, bloquear teams en estos 90 minutos, respetar hora de inicio y fin de las reuniones.. Es un gran trabajo de auto gestión de creencias. (y esto da para otro artículo también)

Te animo a poner en práctica estos tips y compartir tu experiencia conmigo.

Si quieres profundizar en tu productividad y conseguir así minimizar tu estrés, estaré encantada de acompañarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?